Cómo elegir el mejor hosting

Elegir el mejor hosting o alojamiento web no es una tarea sencilla, pero sí una labor necesaria cuando ya nos hemos decidido a tener una presencia online. El primer paso es evaluar en profundidad cuáles son nuestras necesidades reales. Posteriormente, debemos analizar las opciones disponibles para no ser víctimas de una mala elección que sin duda repercutirá en los resultados.

 

Claves para elegir el mejor hosting

Lo primero que tenemos que tener en cuenta es que no es lo mismo crear un blog, un sitio web para nuestros alumnos o una tienda online para vender nuestros productos. Por otra parte, tampoco es lo mismo tener la intención de crear un foro que pretender generar ingresos con nuestro sitio web, puesto que para la segunda opción necesitamos, entre otros muchos aspectos, un soporte técnico rápido y eficaz.

En cualquier caso, y antes de comenzar con aspectos técnicos, definimos un hosting (también denominado alojamiento web) como un servicio que se alquila para poder contar con un espacio en Internet. El hosting, o hosting web, o webhost, se almacena físicamente en un servidor -es decir, en un ordenador muy potente- que a su vez puede alojar varios hosting o uno solo. En éste último caso hablamos de hosting dedicado y es habitual en sitios web con muchas visitas, pero evidentemente contratar un servidor solo para una empresa es mucho más caro que un hosting compartido.

elegir el mejor hosting

Por otro lado, y antes de profundizar en los rasgos más relevantes de un buen hosting, tenemos que tener claro que si queremos crear un sitio web necesitamos un CMS (sistema de gestión de contenidos o Content Management System por sus siglas en inglés). Por ejemplo, si no sabemos nada de programación podemos optar por un servicio de alojamiento web o hosting que a su vez ofrezca su propio CMS, como ocurre con Jimdo y otras plataformas similares que nos lo dan todo hecho, pero que quizá no sean adecuadas a nuestras necesidades específicas.

Para los principiantes, en todo caso, siempre es recomendable comenzar por un hosting gratuito antes de dar el paso al hosting de pago. Otro aspecto importante para consolidar nuestra presencia online es la necesidad de contar con un dominio, es decir, una dirección para que los usuarios puedan entrar en nuestra página a través de un navegador. El dominio no está asociado al hosting o al CMS y siempre se puede transferir al sitio web que prefiramos.

 

CMS o gestor de contenidos

Podemos definirlo de muchas maneras, pero en palabras sencillas un CMS es un programa informático que nos permite crear y administrar los contenidos en páginas web. El CMS, además, facilita que el usuario incorpore carritos de compra, imágenes, vídeos, etc. Por ejemplo, si optamos por un creador de sitios web como Squarespace tendremos incluido un gestor de contenidos para crear nuestra página web sin necesidad de conocimientos técnicos.

En todo caso, los CMSs más habituales son WordPress, Joomla, Magento y Drupal, entre otros. Con wordpress.org, por ejemplo, tendremos acceso a plugins, es decir, a diversas funcionalidades que se pueden activar y desactivar con un solo click. En todo caso, el hosting debe cumplir unos mínimos para alojar cualquier tipo de software.

elegir un servidor web

 

Panel de control o de administración

En la actualidad, la mayoría de los servicios de hosting ofrecen paneles de control de calidad desde los que se pueden ver estadísticas de visitas, el espacio en disco utilizado o el consumo del ancho de banda. Desde este panel puedes cambiar contraseñas, crear cuentas de correo o hacer copias de seguridad, entre otras muchas funciones, por lo que es importante contar con tutoriales en español para ayuda adicional. Existen muchos paneles de administración en el mercado, entre ellos Plesk, H-Sphere o C-Panel, éste último muy utilizado y con ayuda en español a través de tutoriales.

 

Especificaciones del servidor

Cuando contratamos un hosting tenemos que tener en cuenta las características del servidor, que como sabemos no deja de ser un ordenador. ¿Por qué es importante? Porque si no utiliza la última tecnología nos podemos encontrar con una ralentización no deseada durante los horarios pico. La buena noticia es que siempre podemos adelantarnos y preguntar al servicio técnico cuestiones relativas a la velocidad del procesador o la memoria RAM. Basta con informarnos con antelación sobre las características que debe tener un ordenador de alta capacidad.

 

Servicio técnico

Un buen hosting siempre nos ofrecerá soporte técnico 24/7, es decir, veinticuatro horas los siete días de la semana. El servicio técnico es uno de los aspectos más importantes a la hora de contratar un hosting, pero también es uno de los menos contrastados. Un proveedor de este tipo de servicios debe ofrecer tutoriales (mejor en español), sección de preguntas frecuentes (FAQ), correo electrónico y, lo que es más importante, atención telefónica para dudas urgentes. En este aspecto, es importante consultar los servicios ofrecidos antes de dar el paso de contratar un hosting.

servicio técnico

 

Ubicación geográfica del servidor

¿Es importante o no que el servidor esté cerca de mis usuarios? Sí, lo es. La velocidad de carga es uno de los factores más importantes de los resultados de Google, es decir, es un aspecto fundamental a la hora de posicionar una página web. Si el sitio web está en España y queremos dirigirnos a un público nacional es mejor elegir un servidor español, o al menos un hosting extranjero con un centro de datos (o data center en inglés) en Europa.

Si, por el contrario, nos dirigimos a usuarios de todo el mundo es importante recurrir a un CDN o Red de Distribución de Contenido (Content Delivery Network, por sus siglas en inglés), un servicio que ofrecen compañías con servidores repartidos por todo el mundo. De esta manera, un usuario que acceda a nuestra página desde Japón podrá ver una copia del servidor CDN que tenga más cerca, por lo que mejora la velocidad de carga y, con ello, el posicionamiento de nuestro sitio web.

 

Características tecnicas

Compatibilidad tecnológica y sistema operativo. Existen diversos sistemas operativos, como puede MacOs o Unix, pero la inmensa mayoría de las empresas opta por Linux o por Windows. Habitualmente, los desarrolladores prefieren Linux porque es un sistema de código abierto que al ser gratuito no genera gastos, mientras que Windows es de pago y para sacarle rendimiento se exige un hardware permanentemente actualizado. Hay que estar atentos a la lista de características del servidor, que nos dirá el lenguaje soportado.

 

Espacio en el disco

Se refiere al espacio que tenemos en el disco duro de nuestro servidor, al total de memoria que ocuparán nuestros archivos cuando los subimos al servidor. Contabilizamos con ello correos, bases de datos, archivos o el propio CMS, que también tiene su peso. Si optamos por un editor web o creador de sitios web tendremos el suficiente espacio para comenzar nuestro proyecto, pero si comenzamos a añadir imágenes y vídeos requeriremos más espacio, que se mide en Mb o en Gb (Megabytes o Gigabytes). Es importante consultar con los proveedores de hosting para no pagar por espacio que no vamos a ocupar, y viceversa.

 

Cuentas de correo

Si buscamos que nuestra presencia online sea profesional, necesitamos un hosting que nos posibilite abrir cuentas de correo eectrónico tipo correo@mipagina.com. Normalmente, los hosting incluyen este servicio, aunque algunos lo consideran un extra adicional por el que hay que pagar. Debemos, por tanto, tener en cuenta nuestras necesidades y actuar en consecuencia.

elegir el mejor hosting

 

Ancho de banda o transferencia de datos

La tasa de transferencia es el total de los datos que se transfieren desde y hacia el servidor que aloja nuestro sitio web. Se mide en Mb y Gb y el proveedor de servicio suele cobrar por un periodo mensual. En palabras sencillas nos estamos refiriendo a la transferencia mensual de datos que nos ofrece un hosting, es decir, a los datos que se pueden descargar mensualmente de nuestra página web. Cuando vemos un vídeo, estamos descargando datos, igual que cuando vemos una imagen. Los servicios de hosting ofrecen diversas opciones según el plan por el que optemos. Si tenemos mucho tráfico en nuestra página es importante escoger un paquete que ofrezca una buena transferencia mensual de datos, en ocasiones ilimitada, pero más cara.

 

Copias de seguridad o backup

Nos puede ocurrir que se nos vaya la luz y nos quedemos sin el trabajo realizado en un documento Access, por ejemplo. Con los hosting ocurre lo mismo: hemos editado nuestra página web y de pronto el servidor se cae y es imposible recuperarla. La mayoría de los proveedores de hosting añaden esta característica en su lista de servicios, pero no siempre ocurre así, por lo que es necesario consultar si el plan que nos interesa incluye copias de seguridad. En este apartado también hay que fijarse si el proveedor nos ofrece antivirus o control de spam, entre otros, además de actualizaciones automáticas.

 

Rendimiento o uptime

El uptime se refiere a la cantidad de tiempo que nuestro proyecto está en línea. En general, los servicios de hosting ofrecen una media del 99%, puesto que, como es habitual, existen interrupciones necesarias del servidor, como las labores de mantenimiento o la actualización de un disco duro, entre otras. No genera confianza el proveedor que te ofrece un 100% porque técnicamente no es posible, aunque si optas por un hosting cloud sí contarás con un uptime del 99’9%. Ello es posible porque el sistema operativo crea automáticamente una réplica del servidor con averías. En todo caso, en Internet existen multitud de herramientas para verificar el uptime y es uno de los aspectos que hay que comprobar a la hora de decantarse por un hosting.

elegir un servidor web

 

Escalabilidad

Un buen hosting es escalable, o lo que es lo mismo, nuestro proyecto no va a desaparecer por más que aumenten las visitas, por ejemplo. Un proveedor de servicios de hosting debe ofrecer escalabilidad o la posibilidad de aumentar recursos según nuestras necesidades. Habitualmente, los proveedores facilitan el cambio de plan a uno superior cuando necesitamos más transferencia mensual de datos, más espacio en disco u otras características. Hay que fijarse en este aspecto y también si es posible volver a un plan inferior cuando los recursos que necesitamos disminuyen.

 

Precios

Existen muchos precios y muchos proveedores de servicios hosting, por lo que es necesario analizar detenidamente qué necesitamos, cuál es nuestro presupuesto y cuánto estamos dispuestos a pagar. La mayoría de los proveedores ofrecen garantias de servicio, es decir, la posibilidad de evaluar el rendimiento durante al menos quince días, al cabo de los cuales, y si no estamos satisfechos, nos devuelven el desembolso económico realizado.

Una buena fórmula es comenzar por un hosting compartido, ya que los gastos se comparten entre todos los usuarios que utilizan el servidor. Los hosting compartidos ofrecen una mayor facilidad de uso y no se requieren muchos conocimientos técnicos. En caso de que nuestro proyecto crezca siempre hay tiempo para cambiarnos a un hosting más caro, pero con mayores recursos. Por último, es importante comparar precios, consultar y no olvidarse de leer las opiniones de otros clientes.

Gracias a Patricia Sanjorge de ComparaHosting.com por colaborar en este blog.

[Total:6    Promedio:5/5]